domingo, 15 de octubre de 2017

CON TODO ÉXITO SE REALIZÓ LA SEGUNDA DISPERSIÓN DEL GRUPO ECUADOR

La calidad del material ofrecido para la segunda dispersión del Grupo Ecuador hacía prever el éxito de esta actividad. La tarde del 14 de octubre, un buen grupo de socios se reunió en el local señalado para el efecto y una importante cantidad de ofertas por correo se recibieron con la anticipación debida y fueron consideradas.


En medio de una amena charla, del análisis detallado de cada uno de los lotes, buen vino y cerradas pujas por algunos de ellos, la dispersión permitió adjudicar el ochenta por ciento de las piezas constantes en el catálogo.


Aunque no hubo oferentes para dos de las piezas estrella de la dispersión: la 50 Cts. usada y el fragmento con tres Guarandas, buena parte de la prefilatelia y de los lotes de la primera emisión están ya en manos de coleccionistas que requerían esos ejemplares para incorporarlos a sus colecciones.



Gracias a todos quienes de una u otra forma participaron en esta dispersión. Esta clase de actividades contribuye a la buena marcha del Grupo de Estudio.




Para el año que viene se organizarán nuevas dispersiones y habrá sorpresas que serán pronto anunciadas en este espacio, y en la página web del Grupo de Estudio

EN CIRCULACIÓN EL NÚMERO 3 DE MEDIO REAL

Está ya en circulación el tercer número de Medio Real, Boletín Oficial del Grupo de Estudio Ecuador. Los interesados lo pueden encontrar si pulsan AQUÍ.

En esta oportunidad el Boletín, correspondiente al trimestre de julio a septiembre de, trae importante material sobre prefilatelia, primera emisión, enteros postales y telégrafos.

El número se abre con un artículo de Teddy Suárez Montenegro que, a propósito de un sobre de la Compañía Telegráfica de Centro y Sud Amércia, de principios del siglo pasado, reconstruye la historia del tendido de los primeros cables submarinos, para la transmisión de mensajes telegráficos en América.

Dos textos se dedican a la primera emisión ecuatoriana. En el primero, Georg Maier discute algunas apreciaciones de Pablo Pérez, publicadas en el número 2 del Boletín, lo que deja abierto el debate sobre un tema de particular interés relacionado con nuestros primeros franqueos. Incluye también la publicación el reciente hallazgo de una cancelación a pluma sobre un sello de un real amarillo y analiza los posibles orígenes de la misma. Finalmente, en la sección Piezas Seleccionadas, que aparece en la contraportada de cada número, se muestra uno de los pocos sobres de correo trasatlántico, franqueados con sellos de la primera emisión ecuatoriana.

Las opiniones de Melvin Hoyos Galarza y Juan Pablo Aguilar Andrade sobre las cancelaciones de los sellos SCADTA conocidos como 50 Cts., que debieran ser solo del día 28 de agosto de 1928, y e Guayaquil, pero que existen también con claros matasellos de Esmeraldas, en fechas distintas, son también parte del Boletín, cuya portada se ilustra, precisamente, con una de estas cancelaciones "esmeraldeñas".

James Mazepa entrega su primera contribución al Boletín, presentando una pieza prefilatélica enviada de Cochabamba a Guatemala, con tránsito en Guayaquil.

El Boletín publica también un estudio de Georg Maier y Juan Pablo Aguilar Andrade sobre las tarifas de impresos del Ecuador entre fines del siglo XIX y principios del XX y la falta de correspondencia entre éstas y las dos únicas emisiones de fajas para impresos que se hicieron en el Ecuador.

La habitual sección de noticias, con información sobre la actividad del Grupo y de sus integrantes, cierra la publicación.

EL DÍA DEL FILATELISTA TEMÁTICO: GÉNESIS Y CELEBRACIONES

Luiz Paulo Rodrigues Cunha
Luiz Paulo Rodrigues Cunha

NOTA DEL EDITOR: Desde 1975, el 14 de octubre está dedicado, en América, a celebrar al filatelista temático. A nuestro recordado Luiz Paulo Rodrigues Cunha le gustaba recordar esta fecha, que muchas veces pasa desapercibida y que hoy queremos resaltar en este espacio, enviando un gran abrazo a todos nuestros colegas temáticos y recordando, especialmente, a quien para nosostros es un símbolo de esa especialidad filatélica: Luiz Paulo. Es precisamente un artículo de él, que nos hemos tomado la libertad de copiar de su blog de la Comisión de Filatelica Temática, en el que se publicó en noviembre de 2014, el que hemos escogido para el efecto.

---------

Ya hemos señalado que uno de los aspectos más gratificantes de nuestra labor, tanto en la coordinación de la CT/FIAF como en el mantenimiento de este blog, es la consistente y solidaria “complicidad” establecida con nuestros delegados nacionales, colegas filatelistas y lectores en general. Sin ellos muy poco se pudiera hacer.

Pues también el rescate de los hechos, del cómo nació – y se perpetúa – el Día del Filatelista Temático, no hubiera sido posible sin el valioso aporte de varias personas, cuyos nombres daremos al final, pero a quienes desde ahora agradecemos. Pasemos a la historia:

Empezamos por afirmar y reconocer que los créditos mayores por el establecimiento del Día del Filatelista Temático se otorgan, primariamente, al filatelista temático, cartofilista e historiador argentino Edgardo José Rocca, quien ideó la propuesta original hace cuarenta años. Pero otros protagonistas que respaldaron la idea e hicieron concreta esa loable iniciativa son también merecedores de nuestro aplauso y reconocimiento. 

Siendo Edgardo José Rocca el presidente de la Asociación de Filatelistas Temáticos Argentinos – AFITA, se llevó a cabo una reunión plenaria el 14 de octubre de 1974, en la que se proclamó al 14 de octubre como Día del Filatelista Temático, como recuerdo a la fecha en que se inauguró la Exposición Internacional de Filatelia Temática – TEMEX’ 61, realizada en Buenos Aires del 14 al 24 de octubre de 1961. 

Ese evento, organizado por la propia AFITA por delegación y el patrocinio de la Federación Argentina de Entidades Filatélicas – FAEF, fue la primera exposición mundial de filatelia temática que contó con el beneplácito de la Federación Internacional de Filatelia – FIP, y que se realizó bajo el nuevo Reglamento de 1960.

A pedido de la AFITA, la Federación Argentina de Entidades Filatélicas adoptó oficialmente la fecha y así lo comunicó a todas las entidades filatélicas del país y del exterior.

Edgardo José Roca
(foto: Buenos Aires Ciudad)
Hubo muy buena respuesta para la iniciativa y el 29 de octubre de 1974, en la ciudad de México, en la Quinta Mesa Redonda Temática de la Federación Interamericana de Filatelia, se aprobó por unanimidad celebrar el 14 de octubre de cada año como el Día del Filatelista Temático de América.


La Asociación Mexicana de Filatelia Temática, que presidía el Sr. Maurice Messaoulan, además de enviar sus felicitaciones por esta iniciativa, informó que en su próxima exposición, EXMEX’ 75, que se inauguraría el 9 de octubre de 1975, se dedicaría el 14 de octubre para festejar el Día del Filatelista Temático Americano.

Con el paso de los años, y de distintas formas, la fecha pasó a ser celebrada en varios países del continente, cosa que todavía ocurre hasta nuestros días.


Por otro lado, países como Argentina, Chile y Uruguay, por ejemplo, por medio de sus respectivas empresas de Correos, emitieron matasellos especiales en varios momentos, y de algunos de estos se consiguió copia para que queden como memoria de esas celebraciones.

Así que ha sido posible rescatar y precisar el nacimiento de esta celebración, que se resiste a caer en el olvido gracias a loables iniciativas como, por ejemplo, la reciente de nuestro colega Ricardo Boizard, con el apoyo de la Sociedad Filatélica de Chile y de la Empresa Correos de Chile.

Esperamos que en los años que vienen, los filatelistas temáticos sigamos conmemorando orgullosamente esa fecha, no solo en los países de América, sino también en otras partes del mundo.


Agradecimientos del autor

Colaboraron de distintas formas (con relatos personales, contactos con protagonistas de la época, aporte de documentos e imágenes, etc.), las siguientes personas: de Argentina, Néstor Manuel Ferré, Edgardo José Rocca, Eliseo Rubén Otero, Orlando Eloy Corres y Christian Gabriel Pérez; de Chile, Ricardo Boizard Goycolea; y de Uruguay, Juan Bosco Oberti. A todos la reiterada gratitud de la Comisión Temática de la FIAF por ayudarnos a rescatar esa bellísima página de nuestra historia.

LAS HERRADURAS EN LAS ERES DEL CUATRO REALES DE 1866

Las dispersiones son siempre un espacio para descubrir cosas que, incluso cuando se analizan las piezas para incluirlas en un catálogo, se pasan por alto.

Es lo que ocurrió este sábado 14 en la segunda dispersión del Grupo Ecuador. Una de las piezas ofrecidas (lote 31), era una pareja horizontal del cuatro reales de 1866, primera serie ecuatoriana, con un matasellos fechador de Quito del 2 de febrero de 1867.

Se había identificado a la pieza como una pareja óvalo círculo, clásica distinción en estos sellos que nace de las diversas dimensiones de los círculos internos, que en algunos casos se convierten en óvalos, como consecuencia del proceso de impresión (los interesados pueden consultar ÓVALO CÍRCULO).

Pero mientras se discutía sobre la pareja el momento en que era ofrecida en la dispersión, Teddy Suárez hizo notar una particularidad: la diferencia entre las letras R de la palabra CORREOS en el sello de la izquierda y en el de la derecha.

En efecto, si ampliamos la parte correspondiente de las estampillas, se ve con claridad que mientras a la izquierda tenemos unas R que podemos calificar como normales, o comunes, a la derecha las patas de la letra forman, claramente, una herradura.


Es bastante común escuchar que la presencia de las herraduras en la R permitía identificar un sello falso. Esta pareja, sin embargo, en la que el sello sin herraduras es sin duda legítimo, permite ver que las herraduras existen también en las estampillas originales.

UN ANUNCIO DE LA SCADTA EN DICIEMBRE DE 1928

Como un anticipo a próximas publicaciones con interesantes datos sobre el servicio de la SCADTA en en Ecuador, presentamos a nuestros lectores la imagen de uno de los anuncios que se publicaban periódicamente en la prensa quiteña, para anunciar los vuelos de la compañía.

En este caso, se trata del que se publicó en la primera página de diario El Comercio, el día domingo 16 de diciembre de 1928.


Como puede verse, se anuncia que hasta el medio día de ese domingo, se recibiría la correspondencia, que luego sería enviada a la ciudad de Guayaquil, de donde se tenía prevista la salida de un hidroavión el martes 18, con rumbo a Barranquilla y conexiones hacia Estados Unidos y Europa. 

Sabemos, por el mismo diario, que si bien el vuelo de la SCADTA llegó a Guayaquil el 16 de diciembre, el avión no pudo salir el día martes y se programó hacerlo el jueves 20.

LA ESTAMPILLA MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO

El Estado Soberano de Bolívar, en Colombia, tiene a su haber el récord en lo que se refiere a la emisión de la estampilla más pequeña del mundo.

La puso en circulación en 1863. Es un sello verde, con valor facial de diez centavos, y mide 8 x 9,5 milímetros.

Para tener una idea más clara del tamaño de este pigmeo filatélico, conviene compararlo con una estampilla por todos conocida, la de la serie básica emitida por Gran Bretaña desde 1967. 

Vean en la imagen de la derecha, lo que ocurre cuando uno de estos sellos se coloca junto al del Estado Soberano de Bolívar.

La estampilla fue litografiada y no es la única; le acompañan un diez centavos rojo, emitido en 1866 y un sello de un peso rojo de 1863. 

ARGENTINA, NUEVO BILLETE DE 20 PESOS

El 3 de octubre, el Banco Central de la República Argentina, puso en circulación un nuevo billete de veinte pesos, tercero de la nueva familia de billetes que empezó utilizarse desde mediados del año pasado y que está dedicada a la fauna argentina.

Como informamos en su momento en este espacio, los dos primeros billetes de esta nueva familia fueron los de 500 y 200 pesos, dedicados al yaguareté y a la ballena franca austral, y que se pusieron en circulación en  junio y octubre de 2016, respectivamente.

El nuevo billete de veinte pesos tiene tonos rojos y está impreso en papel de algodón  de 95 g/m2.

El anverso tiene formato vertical y está ilustrado con una cabeza de guanaco, a cuyo pie, en tonos celestes, aparecen dos flores ornamentales- Según el ente emisor, el "fondo de seguridad evoca un entorno natural patagónico, en el sector inferior del anverso", mientras que en el superior aparecen el "cielo y representaciones de huellas de guanaco en múltiples direcciones, como símbolo de pluralidad, y flores ornamentales en ambos bordes. En la esquina superior izquierda aparece el número romano XX y en la derecha la silueta de un guanaco.

Los motivos principales del anverso están impresos en calcografía y los fondos en offset.

Al reverso, impreso en offset, aparece una imagen de la estepa patagónica, en la que vive el guanaco, junto con un mapa de la República Argentina en el que se indica el hábitat de este camélido sudamericano, tanto el ocupado originalmente, como el actual.

En los bordes aparece un conjunto de guanacos, que pueden verse completos si se unen los extremos del billete. También en el reverso aparecen las huellas en diferentes direcciones, siguiendo el concepto de pluralidad del anverso.

Según la información proporcionada por el Banco Central argentino, la imagen del guanaco que aparece en la esquina inferior izquierda del paisaje, está dedicada al público infantil.

El billete cuenta con una serie de medidas de seguridad para evitar su falsificación: micro letras, marca de agua, hilo de seguridad, etc.

Cuenta, además, con elementos que permiten su identificación a personas con discapacidades visuales.