lunes, 22 de mayo de 2017

SUPERAMOS LAS 100.000 VISITAS

Este viernes 19 de mayo, poco más de un año después de que se publicara la primera entrega de este blog, superamos las cien mil visitas; las hemos recibido, hasta el momento, de 94 países diferentes, en todos los continentes y creemos que, con ello, hemos podido consolidar un importante espacio de difusión filatélica para el área latinoamericana.

No podemos sino agradecer a todos y cada uno de ustedes por su permanente apoyo y constantes contribuciones al crecimiento de este espacio. Queremos destacar la permanente presencia de don Fred O'Neill, decano de la filatelia continental, quien periódicamente nos hace llegar sus voces de aliento y nos anima a continuar con este trabajo.



Son muchos quienes han contribuido con textos, comentarios y difusión, y son parte fundamental del crecimiento de este espacio; nombrarlas a todas sería interminable, pero les enviamos nuestra gratitud.

Un especial agradecimiento a nuestro compañeros del Grupo de Estudio Ecuador, especialmente Georg Maier, Teddy Suárez, Alfonso Carrillo, Fabián Celín y César Domínguez, cómplices de este emprendimiento.  

ECUADOR: EL TIMBRE ORIENTALISTA DE 30 CENTAVOS

Juan Pablo Aguilar Andrade
actualidadfilatelica@gmail.com

Todos los coleccionistas ecuatorianos conocen la emisión de sellos postales que se hizo en 1969, mediante el resello de timbres orientalistas de treinta centavos, que se habilitaron con valores diversos para el servicio postal (Banco Central 1818-1832, Scott 776-786). Poco se sabe, sin embargo, acerca de esos timbres orientalistas, los usos que tuvo y la época en que fueron emitidos.

En el caso del catálogo Scoot, la lista de las estampillas reselladas incluye una nota en la que se explica que no fueron emitidas sin resello. Esta afirmación es cierta si se refiere solo al servicio postal, pero los timbres orientalistas de treinta centavos se emitieron y fueron utilizados como timbres fiscales a mediados de la década del cincuenta del siglo pasado.

El catálogo de Juhani Olamo incluye tres timbres orientalistas (enseguida veremos que se emitieron cuatro) pero, salvo en un caso, da años de emisión que considera inseguros, pues acompaña la cifra con un signo de interrogación. Según Olamo, el año de emisión del primer timbre definitivo sería 1956, dato correcto según veremos enseguida, pero para el segundo timbre definitivo da una fecha equivocada: 1959.

Para el caso del timbre provisional que recoge el catálogo de Olamo, éste da 1966 como fecha segura de emisión. No se indica la fuente de la que se toma la información, pero se trata de un dato completamente errado; como veremos, éste fue el primer timbre orientalista que se utilizó y fue emitido en enero de 1956.



El timbre orientalista se creó mediante Decreto Legislativo del 1 de noviembre de 1955 (Registro Oficial 995 del 15 de diciembre de 1955), para recaudar fondos que permitieran financiar las labores de la Junta Nacional Pro Oriente (JUNO), creada para construir carreteras de penetración en la Región Amazónica.

El timbre orientalista debía utilizarse en todos los casos en los que se exigía otra especie fiscal existente en ese entonces, el timbre patriótico, salvo en libranzas postales, entradas a espectáculos públicos y producción y consumo de cerveza nacional y ginger ale.

El 16 de enero del año siguiente el Ministro del Tesoro dictó un reglamento para el uso del timbre orientalista, al que se le atribuyó vigencia retroactiva desde el 1 de enero (Registro Oficial 1035 del 31 de enero de 1956); en ese reglamento se autorizó a la Dirección del Tesoro emitir o resellar timbres para que sirvieran como orientalistas.

Se trataba, sin embargo, de una autorización que estaba demás, pues el 30 de diciembre de 1955 el Presidente de la República había ordenado resellar timbres fiscales emitidos para 1955, que perderían validez el 31 de diciembre de ese año (Registro Oficial 1090 del 5 de abril de 1955).

El resello se hizo en ciento veinte mil timbres fiscales de veinte centavos, color negro, que habían sido resellados en negro con el año de circulación (1955) colocado verticalmente, de abajo hacia arriba. Se dispuso que el nuevo resello se haga en color rojo, con una barra que tache la cifra 1955 y dos líneas, una a cada lado de la barra, colocadas verticalmente, de abajo hacia arriba, con la leyenda “Timbre Orientalista / 30 Ctvos”.

Este primer timbre orientalista provisional, en consecuencia, debió circular a partir de enero de 1956.

El 15 de febrero de 1956 el Presidente de la República expidió un Decreto en el que se indicaba que se había contratado la impresión del timbre orientalista definitivo con el Instituto Geográfico Militar, pero que las estampillas no estaban listas, por lo que era necesario un nuevo resello, esta vez de doscientos cuarenta y siete mil quinientos timbres azules de impuesto a las ventas, de cincuenta centavos, que fueron resellados en 1937 para servir como patrióticos (Registro Oficial 14 del 17 de septiembre de 1956). El resello se hizo con dos líneas horizontales en color negro, con la leyenda “TIMBRE ORIENTALISTA / TREINTA -30- CENTAVOS”; entre ambas líneas, una cadena de rombos formados con cuatro puntos servía para tachar la leyenda del anterior resello: “TIMBRE PATRIOTICO”.

La autorización para emitir los timbres definitivos, impresos en el Instituto Geográfico Militar, se dio el 12 de marzo de 1956 (Registro Oficial 16 del 19 de septiembre de 1956). Se hicieron cuatro millones de estampillas  multicolores, con el mapa del Ecuador conforme la reivindicación territorial que desconocía el protocolo de Río de Janeiro, celebrado con el Perú en 1942. De este sello existen dos tonalidades distintas, en un caso los colores son oscuros y en otro claros, y dos dentados diferentes: 11 y 12 ½.

El cuarto y último timbre orientalista fue el que luego sería resellado para el servicio postal. Fue impreso por Heraclio Fournier S.A. de Vitoria (España). conforme el contrato cuya celebración se autorizó el 20 de julio de 1956 (Registro Oficial 119 del 25 de enero de 1957). El contrato se hizo por treinta millones de timbres.

El timbre orientalista dejó de usarse a partir del 21 de marzo de 1958,  al publicarse ese día, en el Registro Oficial 468, un Decreto Ley del 14 de marzo, que eliminó los timbres patriótico, escolar, orientalista, judicial y de sanidad y los sustituyó por un timbre único, el denominado “Timbre de Obras Nacionales”.

DOCUMENTO: LAS TARIFAS DE CORREOS EN EL ECUADOR EN 1894

Publicamos las tarifas postales vigentes en 1894, conforme la publicación que aparece en la Guía de Quito, de Adolfo Jiménez (Quito, Tipografía de la Escuela de Artes y Oficios, 1894).


39 COLECCIONES SERÁN EXPUESTAS EN SAN PEDRO Y MIQUELÓN

En poco más de una semana, el 1 de junio, arranca en San Pedro y Miquelón la Exposición Continental que, con el auspicio de la Federación Interamericana de Filatelia, reunirá treinta y nueve colecciones de siete países, que serán exhibidas en un total de 140 marcos expositivos.

El cuadro de países participantes es el siguiente:


Argentina estará presente con cinco colecciones, Canadá con cuatro, Chile con tres, Costa Rica con siete, México con siete, Estados Unidos con seis y los anfitriones, San Pedro y Miquelón, con siete. 

Como puede verse, pese a que Argentina aporta con solo cinco de las 36 colecciones (por detrás de Estados Unidos, que tiene seis, y Costa Rica, México y San Pedro y Miquelón, con siete cada una), ocupa sin embargo la mayor cantidad de marcos expositivos (34), mientras que Costa Rica y los anfitriones le siguen con 26 y 25 cada uno, respectivamente.


De las colecciones expuestas,  19 corresponden a la clase Un Marco, 1 a Enteros Postales, 11 a Historia Postal, 1 a Temática y 7 a Tradicional.

Si bien no llama la atención que la clase Enteros Postales esté representada por una sola colección (Costa Rica The Canalias Post Cards (1920-1933), origins, Postal usages and varieties, de Álvaro Castro-Harrigan de Costa Rica), pues se trata de una especialidad filatélica poco extendida, si lo hace el hecho de que solo tengamos una colección en la clase Temática (Dibujos de la Tierra, del argentino Roberto Néstor Cravero); por lo pronto no hacemos comentario alguno sobre el particular, y remitimos al que hace Paco Piniella en su portal especializado, La Lupa, así como al comentario al mismo del Presidente de la Comisión Temática de la FIAF, que considero pone unas bases muy claras para el necesario debate sobre la promoción de este privilegiado espacio del coleccionismo.

La lista completa de colecciones puede verse en SPM 2017.

EL 31 DE MAYO SE SUBASTA LA COLECCIÓN "NUEVO MUNDO" DE CORREO MARÍTIMO

Como anunciamos en su momento, este 31 de mayo la casa de subastas Spink pondrá a la venta la denominada colección Nuevo Mundo, que contiene interesantísimas piezas de correo marítimo entre España y sus dominios en América.

Está ya publicado el catálogo completo de la subasta, que puede consultarse en el enlace COLECCIÓN NUEVO MUNDO. Les invitamos a revisar las piezas ofrecidas, tanto si tienen interés en adquirirlas como si desean, simplemente, informarse y aprender sobre este capítulo fundamental de la historia postal.

La subasta incluye dos piezas de gran interés para la prefilatelia ecuatoriana, con las marcas PERU   GUAYAQUIL / DEVE, enviadas una a Madrid en 1815 y otra a Cádiz en 1818, ambas con un precio de salida de mil euros.


La primera, de 1815, tiene la marca adiciona 8.R, y fue probablemente transportada en la ruta Panamá-Cartagena-Habana-Coruña. La segunda, de 1818, tiene la indicación de transporte en la fragata Vigarrena y fue reenviada de Cádiz a Madrid.

Solo hay cinco piezas reportadas con estas marcas.

CERTIFICACIÓN A QUITO. ALGUNOS DATOS SOBRE UNA DE LAS PIEZAS DE LA DISPERSIÓN DEL GRUPO ECUADOR

Entre las piezas que se adjudicaron en la dispersión del Grupo de Estudio Filatélico Ecuador, realizada el pasado 6 de mayo, se encontraba una con la marca CERTIFICACIÓN / A QUITO, enviada de Quito a Bogotá el 19 de febrero de 1856.

Rodrigo Páez Terán, a quien agradecemos, nos ha hecho llegar la siguiente carta, en relación con la referida pieza.

He identificado al remitente y al destinatario de la sobrecubierta lacrada de la carta remitida desde Quito el 19/02/1856, recibida en Bogotá el 17/03/1856, con marcas prefilatélicas rojas Quito Franca (# 15 de Quito) y Certificación AQuito # 19-a ....

Remitente: Dr. Ramón Gortaire de los Reyes, quiteño, nació el 31/08/1794, murió en 1864. 

Doctor en Leyes y Jurisprudencia, terminó sus estudios en la U. de Quito en 1814, se graduó el 23/12/1819.Casó en Quito con Mercedes Guerrero.


Prestó buenos servicios al país durante la Legislatura de 1832 y también como Ministro de la Corte Suprema de justicia.

Destinatario: Bonifacio Durán Doncel, nació en Bogotá de prominente familia colombiana, pariente cercano de don Sixto Liborio Durán Borrero, quien casó en Bogotá con doña Carmen Concepción de Jesús Ballén de Guzmán, nacida en Bogotá en 1836, padres de don Sixto Liborio Durán Ballén de Guzmán, progenitor de don Sixto Enrique Durán Ballén Romero,padre de nuestro presidente (1992-1996) Sixto Antonio Durán Ballén Cordovez (1921-2016).   

La marca Certificacion AQuito, es similar a la # 19 del catálogo Harris-Páez, pero en color rojo, por esa razón la clasifico con el # 19-a, pues la 19 se conoce en colores azul y negro. 

Esta marca 19-a en sumamente rara y más aún en correspondencia privada y al exterior.

(Ref: Diccionario Biográfico Ecuatoriano de Braulio Pérez Merchant (chileno), Quito, 1928; y Diccionario Biográfico Ecuatoriano de César Augusto Aloarcón Costta, Quito, 2010; más investigaciones de R. Páez Terán).

VARIEDADES EN LA MONEDA DE UN CUARTO DE DÓLAR DE WISCONSIN

En 2004, dentro de la serie dedicada a los estados de los Estados Unidos, se acuñó la moneda correspondiente a Wisconsin.

Como en todos los casos, en anverso mostraba el busto de George Washington y el reverso la imagen alegórica que, para Wisconsin, estaba conformada por una vaca, un queso y una mazorca de maíz.

Las monedas se acuñaron en Filadelfia (226'400.000), Denver (226'800.000) y San Francisco (2'740.684); en esta última ceca se hicieron, además, 1'769.786 piezas en plata.

Los ejemplares producidos en Denver corresponden a tres variedades, que se diferencian por la existencia de hojas adicionales en la mazorca de maíz.

La moneda tipo tiene una sola hoja a la izquierda de la mazorca de maíz; la primera de las variedades incluye, en la parte inferior de ese lado, una hoja adicional que topa el queso que se encuentra debajo, mientras que la tercera variedad cuenta también con una hoja adicional que corre paralela a la primera y termina en ella.

Los cuartos de dólar de Wisconsin, valorados en unos treinta y cinco centavos en los catálogos, llegan hasta 50 y 75 dólares si tienen las variedades segunda o tercera.