miércoles, 18 de abril de 2018

EL GRAN PREMIO DE LA EXPOSICIÓN MEXICANA FUE PARA JAIME BENAVIDES

El sábado 14 de abril concluyó, con una cena de palmarés realizada en el Centro Cultural San Pablo, MEPSI OAXACA 2018, exposición filatélica mexicana con la que se conmemoró los veinte años de fundación del Museo de Filatelia de Oaxaca y se celebró la Convención Anual de la Mexico-Elmhurst Philatelica Society (MEPSI). El gran premio de la exposición, consistente en medalla de oro, se adjudicó a Jaime Benavides Villareal, por su colección Colonial Mail in Mexico.

Jaime Benavides Villareal, con el premio obtenido en MEPSI OAXACA 2018
(foto Museo de Filatelia de Oaxaca)

El segundo lugar (medalla de plata), en la clasificación general de la exposición, correspondió a Marc E. Gonzales (Mexico. The Provisional Perio 1867-1868), mientras que el tercer lugar (medallas de bronce), lo compartieron Jean-Claude Porignon (The Medio Stamp and Tax. Various Usages) y Omar Rodríguez (The 1899-1910 Aguilitas Issue. The First Bicolor Stamps of México).

De arriba hacia abajo y de izquierda a derecha, entrega de diplomas por su participación en MEPSI OAXACA 2018
a Fernando Pérez Maldonado, Mónica Santana Santoyo, Eric Stovner y Daniel Piazza (fotos Museo de Foñateñoa de Paxaca)

Todas estas colecciones habían sido galardonadas con el jurado con medalla de oro grande. Jaime Benavides Villareal obtuvo otra medalla de oro grande (Mexico. Monterrey Postal District . Prestamp Period). El mismo premio fue adjudicado a Mark Banchik (The Overprinted 1929 Black Airmail Official Stamps of Mexico), David Braun (Prefilatelia Mexicana (1749-1856). Rutas, Tarifas y Marcas) y Michael D. Roberts (Mexican 2017).

Entrega de medalla a Mario Ramírez Bahena (izquierda) y Pascual Ortega Galindo
(fotos Museo de Filatelia de Oaxaca)

El jurado, presidido por Alejandro Grossmann, adjudicó además una medalla de oro, tres de vermeil grande, 9 de vermeil, 6 de plata grande, 3 de plata, 1 de bronce plateado, 3 de bronce y 3 diplomas. El palmarés completo puede verse a continuación:



GUILLERMO PETTIGIANI DICTARÁ EN ROSARIO UN SEMINARIO SOBRE LA SERIE ARGENTINA PRÓCERES Y RIQUEZAS

La serie argentina Próceres y Riquezas Nacionales I, es el objeto de estudio del seminario que dictará Guillermo Agustín Pettigiani, el sábado 21 y el domingo 22 de abril de 2018, desde las cinco de la tarde el primer día, y de diez de la mañana a doce del día el segundo.

El seminario tiene una parte teórica, que se realizará el sábado, y otra práctica, en la que se trabajará el domingo.

La Asociación Filatélica de Rosario, con el auspicio de la Federación Argentina de Entidades Filatélicas, es la organizadora del seminario, que se realizará en su sede, ubicada en la calle Catamarca No. 1425, local 4, en la ciudad de Rosario.

Guillermo Pettigiani es Presidente de la Sociedad Filatélica de la República Argentina, Jurado de la Federación Interamericana de Filatelia en filatelia tradicional y autor de un texto de referencia, el estudio sobre la serie postal sobre la que tratará el seminario.

La serie básica Próceres y Riquezas se emitió desde 1935 y resulta de sumo interés para los filatelistas, por la variedad de papeles en los que fueron impresos estos sellos, lo que ha convertido a su colección en una verdadera especialidad.

ELEMENTOS COMPLEJOS EN FILATELIA TEMÁTICA (3) CROMALINES

Roberto Cravero
craverorobertonestor@yahoo.com.ar


En esta ocasión pongo en consideración de los filatelistas temáticos, y por supuesto a todos los del mundo filatélico,  un tema que no fue tratado todavía y que puede llegar a tener consideraciones a favor o en contra de la inclusión en las colecciones de los llamado "Cromalin" (marca registrada de Du Pont Cromalin®).

Cromalin es una prueba de color seco desarrollada por Du Pont, que se lanzó en 1972.

Sistema Cromalin de Du Pont


Con la ayuda del método, el resultado del color de una impresión se puede verificar de antemano (es decir, sin tener que imprimirlo). Dicha comprobación preliminar puede realizarse mediante  prueba, prueba analógica o prueba digital, en el caso de la prueba analógica Cromalin es el método más común.  La prueba de color Cromalin también se produce digitalmente en la actualidad. Para preparar la prueba de Cromalin, las exposiciones se superponen sucesivamente sobre una película foto polimérica sensibilizada que se lamina sobre papel especial. Comenzando con cian (C), luego magenta (M), luego el amarillo más brillante (Y) (para los colores mezclados verde y naranja) y finalmente negro (K), de modo que se preserva el dibujo de profundidad. En exposición bajo luz ultravioleta, las áreas debajo de las áreas abiertas y transparentes se endurecen con la luz, el resto cubierto por puntos de medios tonos permanece sin exponer, sin curar y por lo tanto pegajoso.  En esta capa adhesiva, se aplica el polvo de color de la separación de color correspondiente y se adhiere a las áreas adhesivas, se elimina el exceso de residuo, luego se lamina otra capa de película delgada con el recubrimiento pegajoso fotosensible y el proceso se lleva a cabo nuevamente.  Para las 4 separaciones de color, se aplica una capa protectora y una exposición sin original, en la que toda la superficie está endurecida y estabilizada. Los resultados son consistentes con el color, son rápidos y muy cercanos al resultado de la impresión. Los errores contenidos en la plantilla fuente pueden detectarse antes de imprimir y, si es necesario, corregirse.

Imagen del cromalin realizado para la emisión del argentina del 22 de noviembre de 1999 Cartografía, impreso con entrecintas y dentado 14


Esta verificación preliminar del resultado de impresión generalmente ya no se lleva a cabo con este método, sino con pruebas digitales más económicas y rápidas.

Con la era digital, los correos del mundo adoptaron este método para imprimir sus sellos, dejando de lado el grabado de cuños en acero, los dibujos originales de artistas, las pruebas de color, el fotolito,  material que conforma la pátina amarilla que se nos exige en las presentaciones. Lo que pongo en consideración es la siguiente pregunta:  

Los cromalines, ¿los consideramos cuños, pruebas de color, y los tomamos como material de archivo?  o también, ¿filatelia moderna?

Pruebas de impresión de los distintos colores obtenidos del cromalin

Si tomo la primera duda, no debería ser castigado y tenido muy en cuenta en cualquier presentación, ya no solo temática.

Ahora, si es considerada parte de la filatelia moderna, podríamos incluir en una colección temática uno o dos cromalines, para no abusar de lo moderno, y si no esperar  décadas para que sea considerado como pátina amarilla.  

Para ilustrar, imagen del Cromalin realizado para la emisión del 20/11/1999 del Correo Argentino "Cartografía", impreso con entrecintas y dentado 14.    


ECUADOR, FALSIFICACIONES AEROFILATÉLICAS (VI): SCADTA, UNA TRAGEDIA FILATÉLICA

Italo Bongiovanni

No creo sea una exageración, titular este capítulo: una tragedia filatélica.    
En verdad se está consumando, hasta el día de hoy, un delito (filatélicamente hablando) que empezó mucho tiempo atrás y que está llevando nuestras colecciones de SCADTA al basurero, como si se tratara de transformar una perla en una tontería.
   
Para comprende los eventos, es imprescindible recorrer la historia filatélica de SCADTA así cómo se la conoce y hacer después algunas consideraciones.

El 2 de julio 1928, los representantes del Gobierno de Ecuador y de la Soc. Colombo Alemana de Transportes Aéreos (SCADTA ) firmaron un contrato para el desarrollo en Ecuador de una aviación comercial, y  SCADTA habría producido sellos propios para el franqueo de la correspondencia. La historia conocida dice que el conde Königl, supuestamente presente, dándose cuenta que, al ordenar los sellos en Alemania estos no llegarían a tiempo, contrató la imprenta Senefelder de Guayaquil para producir 31.500 sellos en cinco valores, con el empeño de entregar el producto en seis semanas.

Lamentablemente el producto no le gustó y el día 13 agosto lo rechazó ordenando otra serie que será conocida como la PROVISIONAL de 45°. Hasta aquí la historia.    ¡LAMENTABLEMENTE ES TODO FALSO!

Como vamos a demonstrar en la próxima entrega, la historia fue inventada para justificar la emisión en el mercado filatélico, cerca del año 1934, de una serie, la “rechazada”, nunca producida al tiempo de SCADTA. No tengo datos para especificar el año exacto de inicio de venta, pero la lógica dice 1934-35.

LA HISTORIA DEL MUNDIAL CONTADA CON ESTAMPILLAS (XV). ITALIA 1990: UN MUNDIAL FALTO DE GOLES

Juan Pablo Aguilar Andrade
actualidadfilatelica@gmail.com


La emisión italiana de 1988, que anunciaba
la Copa del Mundo de 1990
Italia fue el segundo país al que le tocó organizar por dos ocasiones una Copa del Mundo. Nuevamente se enfrentaron veinticuatro selecciones: cuatro sudamericanas (Argentina, campeón reinante, Brasil, Colombia y Uruguay); dos de Centro y Norteamérica (Costa Rica y Estados Unidos); dos de África (Camerún y Egipto); dos de Asia (Corea del Sur y Emiratos Árabes); y catorce de Europa (Alemania Federal, Austria, Bélgica, Checoslovaquia, Escocia, España, Holanda, Inglaterra, Irlanda, Italia, Rumanía, Suecia, Unión Soviética y Yugoslavia).

El Mundial con menor gol promedio de la historia tuvo una mascota falta de gracia, que hacía juego con esa pobre estadística: Ciao, un muñeco formado con cubos, con los colores de la bandera italiana y un balón como cabeza. Italia ilustró con su imagen la primera estampilla que emitió para anunciar el Campeonato, el 16 de mayo de 1988 (Scott 1742).

Al año siguiente, el 9 de diciembre, se emitió otra estampilla preparatoria del Mundial (Scott 1794) y, meses antes del inicio del certamen, el 24 de marzo de 1990, se puso en circulación una gran serie de 36 estampillas (Scott 1797a-f a 1802a-f) y seis hojas recuerdo con seis estampillas cada una (Scott 1797-1802). Las estampillas se ilustraron con los emblemas de las selecciones participantes y los estadios en los que se jugaría el Campeonato.

La estampilla que Italia emitió en 1989, como
preparación de la Copa del año siguiente
La Copa italiana fue la última en la que se presentaron algunos países que, poco después, dejarían de ser tales o se transformarían como consecuencia de los cambios producidos tras el colapso de los “socialismos” reales: Alemania Federal, Checoslovaquia, Unión Soviética y Yugoslavia.

El de Italia fue un campeonato al que, tras cerca de tres décadas de ausencia, regresó la selección colombiana, esta vez conformada por una generación de jugadores dirigidos por Francisco Maturana, que atraería la atención de los fanáticos. Fue también el escenario en el que Camerún reveló las potencialidades del fútbol del África subsahariana.

Fue precisamente Camerún el equipo que inauguró el Campeonato el 8 de junio de 1990, enfrentándose a los argentinos. Se pensó que el encuentro sería un paseo para el campeón reinante, pero el triunfo uno a cero de los africanos mostró que algo había cambiado desde que Zaire fuera vapuleado en el campeonato de 1974; de hecho, Camerún tuvo ya una destacada actuación en el mundial de España, pero fue eliminada en la fase de grupos, luego de cuestionadas decisiones arbitrales y porque, pese a no haber perdido un solo partido, no alcanzó el puntaje necesario.

El jugador estrella de los africanos fue Roger Milla. Tenía 38 años cuando jugó el campeonato italiano y, según se dice, fue incluido en la selección por orden del hasta hoy presidente de Camerún, Paul Biya. Milla convirtió cuatro de los siete goles de su equipo, lo llevó hasta los cuartos de final, donde caería ante Inglaterra, y con su baile alrededor del banderín del córner inauguró una nueva forma de festejar los goles.

Las seis hojas recuerdo de la emisión italiana conmemorativa del Mundial de Fútbol de 1990.
Las hojas incluyen todas las estampillas que también fueron parte de esta emisión

Los seis campeones del mundo entonces existentes jugaron el mundial de Italia. Brasil y Uruguay no pasaron de los octavos de final, en los que fueron eliminados por otros dos campeones, Argentina e Italia, respectivamente. Los cuatro restantes llegaron hasta las semifinales: Inglaterra e Italia tuvieron que conformarse con el juego por el tercer lugar, que quedó en manos de los dueños de casa que vencieron a su rival por dos goles a uno.

La final de jugó el 8 de julio en el Estadio Olímpico de Roma y fue una repetición de la de cuatro años antes, entre Argentina y Alemania Federal; esta vez el triunfo correspondió a los alemanes por un gol a cero, tras un penal que solo vio el árbitro Edgardo Codesal, cinco minutos antes de la finalización del partido.

A la izquierda, los campeones de 1990. De izquierda a derecha, de pie, Thomas Berthold, Bodo Illgner, Hans Pfluger,
Guido Buchwald, Rudi Voeller, Stefan Reuter y Klaus Aughentaler; en cuclillas, Thomas Haessler, Jurgen Klinnsman,
Uwe Bein y Lothar Matthaus. A la derecha, la emisión italiana que rindió homenaje a los campeones

El campeonato permitió al entrenador alemán Franz Beckenbauer igualar la marca del brasileño Mario Zagallo: ganar el Campeonato como jugador y como entrenador.

El 9 de julio Italia rindió homenaje al nuevo campeón con una estampilla en la que aparece el emblema de la selección alemana (Scott 1819).

Las dos hojas recuerdo y las tres estampillas que el Ecuador emitió para conmemorar el campeonato de Italia

Ecuador también hizo una emisión de tres estampillas y dos hojas recuerdo (Scott 1234-1238) que salieron a la venta el 12 de julio. En una de las estampillas y en una de las hojas aparece un futbolista con el uniforme del nuevo campeón.

EL VIAJE DE LINDBERGH A SUDAMÉRICA (XIV). SOBRE LAS ANTILLAS, LAS VENTAJAS DEL TRANSPORTE AÉREO

Charles Lindbergh


Ventajas de las líneas aéreas en las Indias Occidentales

En los Estados Unidos el tráfico aéreo tiene que luchar rudamente con la competencia del transporte ferrocarrilero extendido y eficiente como en  ningún otro país. Cuando un aeroplano pierde tiempo a causa de la niebla, el ferrocarril es superior; pero en las Indias Occidentales las condiciones son diversas, pues que, aunque un avión perdiera un día de viaje, tendría todavía sobrada ventaja sobre los sistemas de viaje actuales, por tierra o por agua.

En iguales condiciones se encuentran los países centro y sudamericanos, pues se hallan en espléndidas condiciones para adoptar a ojo cerrado el nuevo sistema de transportación aéreo, barato y eficaz.

En todos esos países existen escuelas aviatorias y sus gobernantes estudian en la actualidad la manera de establecer el servicio postal aéreo entre sus principales ciudades y solo hace falta que esas actividades aisladas se produzcan en forma de acuerdo internacional. La empresa alemana que opera en Colombia inaugurará, según supe, un servicio más amplio entre los países vecinos.

El vuelo de Puerto Rico hasta Santo Domingo no ofrece mayor dificultad y se puede ejecutar sin mucha atención por parte del aviador, pues hay sobradas marcas en el terreno y agradable ventolina soplaba sobre la cola del avión, impulsándolo hacia adelante, que me hizo llegar antes de tiempo. Más debajo de la costa de Puerto Rico crucé por encima de un verdadero colegio de tiburones que se mantuvieron suspensos al ver el paso de algo que jamás habían conocido, y una tortuga de mar nadaba despreocupadamente sobre las olas, ocultándose con hábil zambullón luego, al momento en que notó que el aparato se cernía sobre su cabeza, ya que mi vuelo lo hacía a corta distancia del líquido elemento.

Los vuelos en aeroplano de construcción moderna, en buenas condiciones atmosféricas y fuera de las trilladas líneas aéreas, requieren poca atención, pues solo hace falta mirar de cuando en cuando los aparatos para consultar las condiciones generales, ya que éstos señalan con precisión rara no solamente el funcionamiento de la nave, sino también el estado de la maquinaria. Sin dificultad escribí mis correspondencias para los diarios, apoyando mi agenda sobre la carta hidrográfica, mientras pasaba por la parte oriental de Haití. A pocas millas se divisaban los caserías de las haciendas y desmontes, mientras en el fondo del paisaje aparecía una ciudad con sus torres blanquecinas que formaban contraste con el fondo verde obscuro de la selva. Las nubes imprimían en el suelo sus largas y caprichosas sombras.

LAS PESETAS DE PUERTO RICO

Dentro del programa de acuñaciones que la Casa de Moneda de Estados Unidos dedicó a los estados y territorios de la Unión, y del que desarrolla con imágenes de los parques nacionales, en ambos casos con piezas de un cuarto de dólar, se incluyen dos monedas dedicadas a Puerto Rico.

En la serie de los estados, una amapola, la fortaleza y la bahía de San Juan, son las imágenes escogidas para representar al Estado Libre Asociado; la moneda fue acuñada en 2009.

Dentro de la serie de los parques nacionales se acuñó en 2012 una con la imagen del Bosque Nacional El Yunque.

Las dos piezas tienen una particularidad: son las únicas monedas estadounidenses con inscripciones en castellano; Isla del Encanto en la primera moneda y El Yunque en la segunda.

En Puerto Rico, las monedas de un cuarto de dólar tienen una denominación popular muy castellana: pesetas.